24 de enero de 2018

{Reseña} "La magia de ser nosotros" por Elísabet Benavent



Sofía intenta seguir adelante… pero nada es lo mismo sin Héctor. Sofía siente que se traiciona cuando un nuevo futuro se cuela en su vida. Sofía enmudece al ver a Héctor en el Alejandría tras siete meses de silencio. Héctor ha vuelto con un perdón en los labios y un hilo rojo como aliado. Sofía y Héctor lucharán para volver a ser magia, pero ¿se puede mantener el amor sin renunciar a los sueños?







Al terminar “La magia de ser Sofía” no pude resistirme a empezar enseguida este libro. La desesperación que tenía era casi inhumana. El primer libro de esta bilogía me había dejado un sinsabor espantoso, los odiaba a todos; a los personajes, a la autora, la editorial y a quien me recomendó la historia. “La magia de ser Sofía” se me metió tan bajo la piel que me hacía doler el cuerpo, y necesitaba saber más, necesitaba calmar ese malestar que me habían dejado los hechos leídos, y comencé esta segunda parte con la ilusión de resarcirme, y lo que me encontré fue con más odio (¿) porque los odié a todos de nuevo durante la mayor parte de la lectura. De todas maneras, estaba tan ensimismadas con la lectura y tan necesitada de leer algunas cosas, que no podía parar, hasta que comencé a encontrar lo que buscaba y fui completamente feliz de haber leído esta historia. 
Esto es lo que tienen estos libros, que te atrapan por la intensidad con la que están contadas las cosas, la crudeza que se disfraza de humor muchas veces pero que está ahí, absorbiéndote y metiéndote en la vida de los personajes como si fuesen reales.

En esta oportunidad, nos encontramos con Héctor y Sofía distanciados, heridos por la vida, por la falta de valor, por las malas elecciones y por el peso del pasado. Sofía se encuentra tratando de superar lo que pasó sin mucho éxito, con el apoyo de sus infranqueables amigos pero con el latente recuerdo de lo que casi tuvo. Por otra parte, Héctor se encuentra en el peor momento de su vida, completamente resignado y desmotivado frente a una vida que él mismo eligió por comodidad. Permítanme odiarlo tan solo un poco. Tenemos una introducción al núcleo de la historia un poco larga donde se nos actualiza sobre la vida de ambos protagonistas varios meses después de donde quedaron las cosas en el libro anterior, hasta que comienza la acción de nuevo. Y no paramos de sufrir todavía… sufrí durante toda la lectura con el tira y afloja de la relación. No queda repetitivo ni cansador, tiran y aflojan porque es justo y necesario, porque hay muchas cosas que superar y perdonar como cualquier persona normal, y sobre todo necesitan aceptar las diferencias y aprender a sacrificar y tolerar.

"Contentar a los demás o ser felices; debemos tener claro que es imposible tener las dos cosas a la vez."

Los personajes siguen siendo igual de maravillosos, entradores, llevaderos y magníficos en sus sentimientos. Tenemos mucho más de Oliver y sus “amores” contados desde el punto de vista de Sofía, y la verdad que lo amé más que en el libro anterior. Oliver sigue siendo mi personaje favorito.
Una sola cosa tengo para reprochar de este libro y es que me faltó magia. No es que no esté presente, pero faltó en cantidades. El primer libro emana tanta magia de cada una de sus páginas que este me dejó con sabor a poco, pero eso tiene que ver con el momento triste y bastante oscuro que atraviesan los personajes. Son etapas de cambios y aprendizajes para todos y eso se ve reflejado en la narración.

Como mencioné en mi reseña de “La magia de ser Sofía”, la pluma de la autora es un gran descubrimiento para mí, uno en el que espero reincidir pronto. Quedé maravillada con la aplastante sinceridad con la que los personajes narran cada escena y la forma en la que la autora consigue que no pueda vivir sin saber más de ellos. La narración está hecha en primera persona, al igual que en el primer libro, intercalando la perspectiva de Sofía con la de Héctor, solo cuando es oportunamente necesario.


“La magia de ser nosotros” es un final de bilogía en la que Héctor y Sofía deben encontrar el camino hacia la magia que los unió en un primer momento, aprendiendo, madurando y cambiando a medida que el amor y el destino que los une los va guiando. Una historia preciosa y mágica que a los amantes de la literatura romántica, seguro les va a encantar.


19 de enero de 2018

{Reseña} "La magia de ser Sofía" por Elísabet Benavent


Sofía tiene tres amores: su gata Holly, los libros y El café de Alejandría.
Sofía trabaja allí como camarera y es feliz.
Sofía no tiene pareja y tampoco la busca, aunque desearía encontrar la magia.
Sofía experimenta un chispazo cuando él cruza por primera vez la puerta.
Él aparece por casualidad guiado por el aroma de las partículas de café...
...o tal vez por el destino.
Él se llama Héctor y está a punto de descubrir dónde reside la magia.
No quiero sonar pesada, pero tengo que mencionarla de nuevo. Luz  de LA NERD ESCONDIDA me volvió loca durante días para que leyera este libro. Me mandó mensajes a todas horas para comprobar si lo había empezado, y otra vez tuvo razón, creo que la voy a poner como recomendadora de libros oficial de este blog (¿. La magia de ser Sofía es la historia más bonita, emocionante e intensa que leí en muchísimo tiempo, y no la hubiese leído nunca si no fuese por su insistencia. Gracias Luz

Sofía es una mujer que está casi pisando los 30 y que a pesar de que es feliz con quien es y lo que hace, la carga de no estar cumpliendo las expectativas de los demás y su edad la obligan a atravesar una especie de crisis existencialista. Sofía no se dedica a una gran profesión, sino que es mesera en el café de Alejandría, un lugar especial y mágico para todos los que lo visitan fielmente. Sofía no podría vivir sin este lugar y la compañía de sus compañeros de trabajo. Fue engañada amorosamente y eso la marcó muchísimo, y está soltera desde entonces y con bastantes problemas para encontrar el amor, tantos que ya dejó de buscarlo y disfruta de su vida sencilla, su trabajo, sus amigos y su infaltable cena de los viernes de “cuéntame tus mierdas”. Suena bastante miserable, y la verdad es que lo es, hasta que cierto hombre barbudo entra un día en el Alejandría y además, se muda al departamento cuya ventana está en frente de la de Sofía. Como protagonista principal, Sofía es maravillosa. No suelo empatizar con las protagonistas femeninas, pero Sofía tiene magia de verdad, es muy fácil tomarle cariño y meterse en su piel para experimentar sus nuevas emociones, sus miedos, sus dudas y todo el amor que es capaz de dar.

Por otro lado, Hector es un resignado de la vida que dejó todos sus sueños de lado por la comodidad y lo que cree que está bien. Vive en un lugar que no eligió con su novia de toda la vida que toma las riendas de absolutamente todo. Ni siquiera se da tiempo a pensar si es feliz, porque debería serlo y así lo cree, pero cuando Lucía, su novia, le plantea tener hijos porque ya es hora, Hector comienza a atravesar una crisis existencial parecida al pozo oscuro en el que se encuentra Sofía. En un extraño experimento de pareja para ver si las cosas económicas van bien, Hector se va a vivir a Madrid por unos meses para buscar trabajo y que luego Lucía pueda mudarse con él y así cumplir sus sueños de familia feliz, lo que por supuesto no espera, es que la magia de Sofía le cale hasta los huesos y le desarme la vida dejándola en pedacitos. Lo bueno de Hector es que es un personaje sencillo, muy sencillo y muy profundo y humano. Es muy fácil enamorarse de él, y muy difícil seguir el nivel de su lealtad y lo especial que es como persona.

<<-Me voy -le dije-. Es posible que esta sea la última vez que estemos solos. ¿Quieres añadir algo más?
-Que estoy loco por ti, pero no puedo>>.

Los personajes secundarios también son maravillosos, no puede ser que no me haya caído mal ninguno, pero es que son todos tan lindos… Sofía tiene una familia de padres separados, la nueva mujer de su padre también es su amiga y tiene dos hermanas gemelas adolescentes. Su madre tiene unos estereotipos altísimos para Sofía y la lengua bastante larga pero tampoco me cayó mal, y ni hablar de Oliver, que es mi personaje favorito sin dudarlo. Todo brilla en este libro y es tan difícil de explicar que posiblemente esté quedando como una idiota.



La narración está hecha en primera persona, mayormente desde el punto de vista de Sofía que cuenta los hechos desde un futuro evidente, y se sumerge también en la historia paralela de Oliver y sus amores y dificultades para comprometerse. Lo cuenta todo tan bien que a veces se me olvidaba que era ella la que lo estaba narrando. También tenemos algunos capítulos desde el punto de vista de Hector, son minoría pero a la vez justos y necesarios, le dan el toque esencial a la trama, la voz de la otra campana, la forma de ver la vida que balancea el futuro de todos.

<<Tuve la corazonada entonces de que nadie se había parado a regalarle algún capricho, no material, sino emocional. Y Sofía tenía derecho a soñar con volar o con lo que le diera la gana>>.

La pluma de la autora me pareció exquisita, increíble, maravillosa. De lo mejor que he leído y casi podría tildar a este libro como uno de mis favoritos, porque de verdad, se me metió bajo la piel. La autora tiene la habilidad de hacerte sentir con tanta intensidad que hasta duele, pero duele de verdad. Las emociones me hacían doler el cuerpo, sentir escalofríos, reírme fuerte y ni hablar de llorar. Sufrí horrores, me enamoré y emocioné un montón de veces y me sentí profundamente sumergida en la historia de Sofía y Hector. Esta es una de esas historias que nunca olvidas, porque sin duda y cómo dice el título, ser Sofía es magia, y esa magia es palpable durante toda la lectura. Se siente, se transmite y se incorpora sin dificultad y es lo que hace que uno llegue a enamorarse tanto de la trama y sus infranqueables personajes.

En enero, este libro se va derecho a la lista que me toca subir en diciembre, de los mejores libros del año, porque dudo que vaya a leer mejores en mucho tiempo.


16 de enero de 2018

{Reseña} "La caricia del infierno" por Jennifer L. Armentrout


Layla Shaw intenta arreglar su vida hecha añicos, tarea complicada para una adolescente convencida de que las cosas ya no pueden empeorar más. Zayne, su atractivo mejor amigo, está fuera de su alcance debido a su misterioso poder para robar el alma cuando besa a alguien. Los Guardianes, que siempre la han protegido, de repente ocultan peligrosos secretos. Y no se puede permitir pensar en Roth, el sexy príncipe demonio que la entendía como nadie lo había hecho antes. Pero a veces tocar fondo es solo el comienzo. De repente, los poderes de Layla empiezan a desarrollarse y por fin recibe la tentadora oportunidad de experimentar lo que hasta ahora se le había prohibido. Entonces, cuando menos se lo espera, Roth regresa, y trae consigo noticias que podrían cambiar su mundo irremediablemente. Por fin consigue lo que siempre ha deseado, pero con el infierno desatándose literalmente sobre la Tierra y el aumento de los asesinatos, el precio podría ser más alto de lo que Layla está dispuesta a pagar.


 Esta es una saga que me viene gustando muchísimo, no conocía de antes a la autora y me volví loca al poco tiempo de empezar el primer libro, que pueden leer mi reseña AQUÍ. Vengo demorada con esta reseña, leí los dos libros juntos y por algún motivo la postergué por bastante tiempo, hasta hoy que tengo la necesidad de ponerme al día.
Es un poco difícil reseñar una segunda parte sin que se te escape más de lo justamente necesario, así que esto va a ser breve para evitar que quieran lincharme después (¿)



En esta segunda entrega de la saga, Layla, nuestra joven y extraña protagonista, intentará reponerse de los acontecimientos que marcaron su vida con dolor sobre el final del primer libro. Para mi gusto, se recupera demasiado rápido, incluso más rápido que yo que me quedé sufriendo durante todo este libro por algo que pasó en el anterior. El caso es que sin Roth en escena, Zayne tiene cancha libre con Layla e investiga y experimenta sus peligrosos sentimientos por ella. Pero no se preocupen que Roth vuelve a toda máquina para hacernos odiarlo y para obligar a Layla a arrojarse a los brazos de un Zaine que la recibe gustoso. Roth trae noticias desalentadoras, el infierno se está desatando en la tierra y todo lo que Layla haga puede ser decisivo para la humanidad.

"Sé que te importaba" dijo Zayne, entrelazando los dedos con los míos. "Pero no te olvides de mí. Estoy aquí para ti. Siempre lo estaré"

En sí, este libro tiene muchas idas y venidas en el trío amoroso Layla – Roth – Zaine, pero no llegan a aburrir, aunque agobian un poco a veces. Roth se mantiene distante y marca su punto, pero no deja de pinchar a Zaine y dejar de hacer notar que él es mejor (por supuesto que lo es, #TeamRoth ) y Layla sigue confundida sin saber qué es lo que quiere. Suena a la típica historia, pero es bastante más que eso. La parte infernal, demonios, guardianes, peligros demoníacos sobre la tierra y peligros de destrucción condimentan e incluso dejan en segundo plano a una historia de amor que en este libro, se vuelve un poco sosa. De todas maneras, Roth aunque distante y frío, pierde la compostura un par de veces y deja entrever lo lindo que es y que a pesar de ser un demonio, alberga más sentimientos que un angel.

"Te deseo tanto que es como un hambre que me mordisqueara sin fin. Y no desaparece." Bajó la cabeza hasta el espacio entre mi cuello y su hombro e inhaló profundamente. "No tienes ni puta idea."
"Entonces haz algo al respecto." susurré. Roth levantó la cabeza, y vi que sus pupilas se habían estirado de forma vertical.
"Layla..." Su manera de pronunciar mi nombre era como una bendición. "Por favor..."

A pesar de todo el libro me encantó, cumplió mis expectativas aunque el primero es evidentemente mejor. Sigue estando narrado desde el punto de vista de la chica y la pluma de la autora es maravillosa, de las mejores que he leído en este último tiempo. Muy recomendable.

No sé qué mucho más puedo agregar sin complicarles la lectura, pero aunque suene a más de lo mismo, léanlo, van a enamorarse de alguno de los puntos de este triángulo y van a sufrir y emocionarse con la historia en general, que es preciosa.


5 de enero de 2018

Reseña: "Un beso en París" - Stephanie Perkins


La torre Eiffel, Amélie y un montón de reyes que se llaman Luis. Esto es todo lo que Anna conoce de Francia. Por eso, cuando sus padres le anuncian que pasará un año en un internado de París, la idea no acaba de convencerla.
Pero, en la Ciudad del Amor, conoce al chico ideal: Étienne St. Clair. Es listo, encantador y muy guapo. El único problema es que también tiene novia. ¿Conseguirá Anna el ansiado beso de su príncipe azul?
El humor y la tensión que se respiran página a página en el debut literario de Stephanie Perkins te atraparán y te llegarán al corazón.




 Llevo queriendo leer este libro desde hace mucho, mucho tiempo. La realidad es que no lo tengo, y las lecturas en digital estuvieron por mucho tiempo delegadas para mí, tengo la vista muy dañada así que evito los e-books, hasta hace unas semanas que mi amiga Luz de La nerd escondida me insistió con vehemencia durante muchos días para que leyera esta historia, y un día tuve que hacerle caso porque iba a matarme (¿)
A todo esto, no alcancé a empezar el libro que ya me estaba preguntando por qué no lo había leído antes, por qué no había leído anteriormente algo de la autora. Quedé fascinada, maravillada por la historia, los personajes y la extraordinaria pluma de la autora.

Anna es una adolescente americana normal, tiene una vida normal, una familia tipo con padres separados, va a la preparatoria en los Estados Unidos, tiene su mejor amiga en los Estados Unidos, un ex y un posible novio en los Estados Unidos. Todo es bastante normal por allí, hasta que su padre, que no le cae para nada bien, decide enviarla a Francia a hacer su último año de colegio en un instituto para extranjeros en París. Cualquier persona en su sano juicio amaría poder vivir en París, pero Anna lo odia. La envían obligada a conocer y convivir con personas que no hablan su idioma, en una cultura diferente, donde todo, absolutamente todo, es diferente a lo que ella conoce. Lo odia, y lo odia por bastante tiempo mientras vive allí, hasta que el nuevo grupo que la adoptó como amiga comienza a mostrarle las maravillas de París, hasta que se da cuenta de quizás en Estados Unidos las personas que conocía como amigos no lo eran tanto, hasta que conoce a Étienne. Étienne podría cambiar su forma de ver muchas cosas.

-Yo vivo aquí- Señalo la puerta de mi habitación como una tonta mientras mi cabeza asimila la información: nombre francés, acento británico, escuela norteamericana, igual a Anna confundida. Étienne golpea dos veces la puerta de Meredith. -Bueno, pues nos vemos por aquí, Anna.Eh- tyén pronuncia mi nombre así: Ah- na. Mi corazón late a toda velocidad.

El título nos cuenta una historia de amor, no hace falta pensarlo mucho para considerarlo, pero más allá del romance de la historia, hay un gran hincapié en la amistad, del amor desde vínculo entre amigos, del sacrificio y todo lo que los personajes están dispuestos a resignar por esa clase de amor. Me resultó mucho más profundo que una simple historia de amor, me resultó maravillosamente exquisita, una historia con el más puro amor desde todos los puntos de vista posibles. Anna y Étienne son amigos antes que nada, comparten una relación especial, pero se sostienen y acompañan en los momentos difíciles, así como celebran también las alegrías. La atracción esta visiblemente presente desde el principio, pero los dos tienen vidas difíciles del otro lado del charco, y París es maravillosa y romántica, pero ninguno de los dos puede entrometerse. La trama presenta varios conflictos en base a este problema. Los personajes atraviesan varias crisis que llevan a Anna al borde. Suena repetitivo pero no lo es, Anna crece a medida que su tiempo en París se prolonga, aprende y vive sus días en Francia con mucha intensidad y cada uno de los problemas que se le presenta, los atraviesa de una manera diferente, pero siempre aprendiendo.



La narración está hecha en primera persona desde el punto de vista de Anna, que para ser una adolescente arrancada de su hogar, razona y siente bastante normal, es fácil de apreciar y conectar con ella resulta agradable. La lectura es ágil, fluye y te lleva a leer sin parar por horas, sin siquiera darte cuenta del tiempo. La pluma de la autora es definitivamente lo que se lleva mis aplausos de pie, es exquisita. Quedé maravillosa con su escritura y la forma en la que logra que los sentimientos traspasen las páginas y le lleguen al lector a lo más profundo. Me hizo llorar, sufrí con cosas triviales con las que no debería haberlo hecho, pero es que la forma de sentir todo de Anna se parece tanto a la mía que no lo podía evitar. Me divertí, me emocioné, me enamore 6574839748764 veces, y se me rompió el corazón otras tantas. Stephanie Perkins es para mí un gran descubrimiento y espero reincidir en sus textos pronto.

Una de las cosas que más me gustaron de este libro fueron los personajes. Son todos muy carismáticos y lo más importante, tienen historia. Todos los personajes, secundarios y más lejanos, están muy bien logrados, forjados a sus características personales y la historia que los define. Conectan aunque aparezcan menos, generan emociones y también logran transmitirlas. Tanto los personajes nuevos en París, como los que Anna dejó en Estados Unidos. Cada personaje que aparece en el libro es importante y especial por alguna razón, y eso me encantó.

El final me pareció completamente acorde, y nada, quiero ir a Paris y encontrarme un Étienne, pero mientras espero que eso suceda, por favor si no leyeron este libro corran a hacerlo. Es sencillamente maravilloso, y cualquier cosa que pueda agregar ya está de más.


5/5

3 de enero de 2018

RESEÑA: "MÁS OSCURO" - E. L. JAMES


Aunque aquella ardiente y sensual relación acabó marcada por el sufrimiento y los reproches, Christian Grey no logra quitarse a Anastasia de la cabeza ni del corazón. Decidido a recuperarla y a amarla aceptando sus condiciones, intenta reprimir sus deseos más oscuros y la necesidad de tenerlo todo bajo control.
Sin embargo, las pesadillas de la infancia no dejan de perseguirle y, además, el insidioso jefe de Ana, Jack Hyde, claramente la quiere para él. ¿Podrá el doctor Flynn, psicólogo y confidente de Christian, ayudarle a enfrentarse a sus propios fantasmas, o acabarán la posesiva y seductora maestra Elena y la perturbada Leila, su devota y anterior sumisa, arrastrando a Grey al pasado?
Y si finalmente consigue recuperar a Ana, ¿será capaz, un hombre tan oscuro y lastimado, de retenerla a su lado?


 Esta saga genera controversia desde el día en que se publicó el primer libro, así como amasó una multitud de fanáticos y con ella la revolución que le abrió las puertas del género a autores que antes no eran tan leídos, también acarreó con un pesado y gigante montón de críticas terribles. Yo particularmente soy fan de la historia, la leí muchas veces y esperé por estos nuevos libros, que si bien no traen algo nuevo a la historia, la completan. Ya se había publicado “Grey”, que es “Cincuenta sombras de Grey” desde el punto de vista de Christian, y al momento de su publicación, no había confirmación de que la autora siguiera escribiendo al respecto, y la noticia de que iban a publicar “Más oscuro” me llenó de alegría.

Este libro es paralelo a “Cincuenta sombras más oscuras” desde los ojos de Christian. Voy a hacer lo posible por no dar spoilers del libro original por si alguien aún no lo leyó.
En esta oportunidad nos encontramos con la versión de la historia contada por Christian, y debo decir que el personaje contado por Anna es bastante diferente a lo que es en realidad. Si ya estaba enamorada de Christian, con este libro quedé completamente rendida a sus pies. Tenemos un personaje más profundo, más sentimental, con cicatrices terribles y un pensamiento de sí mismo aun peor. Me sorprendí y me dio mucha ternura la forma en la que Christian se ve a sí mismo. Si bien en FSD lo habíamos leído decir que era un monstruo, conocer la forma en la que lo piensa te muestra lo muy roto que está por dentro, cómo el pasado oscuro que lo atormenta lo llevó al nivel de auto desprecio que siente. También es mucho más notable desde su punto de vista la forma en la que Anna lo ayuda a sanar. Cada detalle de este libro ayuda a entenderlo, a completar las escenas en las que no sabíamos que había pasado en realidad. Esperé ansiosa y me desvelé por llegar a ciertos momentos, siempre había tenido la necesidad de saber ciertas cosas y este libro me dio todo eso, y más.


No, estoy haciendo esto porque por fin he conocido a alguien con quien quiero pasar el resto de mi vida. Nunca pensé que me pasaría a mí.

Con respecto a Anna, desde los ojos de Christian es menos insoportable, incluso adorable. No estar leyendo sus pensamientos que nunca frenaban es un alivio, la narración desde los ojos de Christian es mucho más interesante, entretenida, divertida y profunda. También me sorprendió la idea que tiene Christian de Elena. No podía creer lo difícil que era para el entender lo que provocaba en Anna, o lo que le hizo a él mismo. Por supuesto que Elena es el personaje que más odio, visto por Anna o visto por Christian es lo mismo, es la gran bruja.

Con respecto a la narración, se nota el crecimiento de la autora a través de los años que transcurrieron desde la publicación de su primer libro, ahora sus personajes conectan, transmiten, y el texto se siente más completo, y no tan simple como en aquella primera publicación. E. L. James tiene una pluma exquisita a mi parecer, es adictiva. Incluso ahondando en los detalles y permaneciendo allí en varias páginas, no perdía la esencia que atrapa.
Para mí es sin duda el mejor libro de la saga hasta ahora. Muero por leer “Cincuenta sombras liberadas” desde los ojos de Christian. Esa es la magia que la autora consiguió. Aunque ya se lo que viene, ya se lo que va a pasar, terminé el libro y sentí el vacío y esa necesidad desesperada por saber más, por conocer sus pensamientos en un montón de cosas importantísimas que van a pasar. Quiero con todas mis fuerzas que el tiempo pase rápido, porque me muero por más de Christian.

Para ir terminando, me queda recomendarlo:
*Si leíste las tres partes de “Cincuenta sombras” y te gustaron, tenes que leer desde los ojos de Christian, te va a encantar.
*Si leíste alguna de las partes de “Cincuenta sombras” y no te gustó la historia, no te gastes porque es la misma.
*Si te cae mal Anna, dale una oportunidad desde los ojos de Christian.
*Si te gusta el género, corre y devora este libro porque es el mejor que leí hasta el momento.
Eso es todo, primera reseña del 2018. Deseo que todos tengan un año lleno de cosas positivas, que vivan, sientan y disfruten. Lo malo pasa. Feliz año para todos.